Menú Cerrar

Información relevante sobre un Crédito Hipotecario

Compartí esta publicación:

Últimamente se han escuchado a muchas personas hablar sobre la posibilidad de solicitar un crédito para poder tener un inmueble propio. El rubro inmobiliario ha tenido mucha demanda en consultas de este tipo. Por eso nos parece conveniente tratar, de manera general pero no menos importante, un tema de interés como éste. ¿Qué son, para qué sirven, quiénes los otorgan? son algunas preguntas que intentaremos explicar en esta nota.
En primer lugar, podemos decir que es un préstamo a mediano o largo plazo que se brinda para la compra, ampliación, reparación o construcción de una vivienda, compra de sitios, oficinas o locales comerciales, o para fines generales, es decir, para los proyectos que el cliente que recibe el préstamo, desee llevar a cabo.
Desde ese momento, la propiedad adquirida queda en garantía o “hipotecada” a favor del Banco para asegurar el cumplimiento del crédito. Y los plazos a los cuales se otorgan estos créditos son de varios años, lo cual debe ser informado dentro de las características del crédito, debido a que hacen variar los costos y tasas de interés.
Según el BBVA, existen varios tipos de créditos hipotecarios, normalmente determinados por el tipo de cuotas (ya que son abiertas y pueden variar con el tiempo, si el cliente lo solicita, y la entidad bancaria lo aprueba). Por ejemplo, puede acordarse pagar cuotas más pequeñas al principio, para ir creciendo con los años. Esta modalidad puede ser interesante si, por ejemplo, contemplamos un ascenso salarial. O podría ser al revés: pagar cuotas mayores en un primer momento, y decrecientes en el tiempo (conveniente si, por ejemplo, prevemos otro gasto a medio o largo plazo).
Ahora bien, la gran pregunta ¿qué debo tener para obtener un crédito de este tipo?

Requisitos no económicos:
Se requiere tener entre 21 y 55 años, el DNI, últimos tres recibos de sueldo para las personas en relación de dependencia, el CUIL y los últimos tres resúmenes de todas las tarjetas de crédito vigentes a nombre del titular.
Para autónomos y monotributistas, se necesita del CUIT y los últimos tres comprobantes de pago de la AFIP; también un recibo de un servicio pago.
En caso de ser casado, se debe presentar libreta de matrimonio. Y para divorciados, la sentencia de divorcio; si está unido de hecho, debe presentar el acta de convivencia y si está separado, la sentencia judicial de la separación.
Requisitos económicos:
Se exige en general que la relación cuota/sueldo(s) no supere el 30%. Además, se requiere que el tomador del préstamo ya cuente con entre el 20 y 25% del capital para adquirir la vivienda (el banco sólo presta hasta el 75%-80%).
También se pueden sumar ingresos de cónyuges, convivientes y familiares de primer grado de consanguinidad.

No podemos afirmar con seguridad cuál es el mejor Banco para solicitar un crédito. No obstante, los principales, que han sido elegidos por una gran cantidad de personas, a lo largo del 2018 fueron:
• El Banco Macro: en la oferta de esta entidad podemos encontrar aquellos tradicionales en UVA, el UVA ProCreAr y el hipotecario a tasa variable. Los dos primeros tienen la ventaja de que los montos de las cuotas iniciales son bajas favoreciendo de este modo el ingreso a los mismos mientras que el de tasa variable se encuentra expuesto a los cambios de las condiciones de financiación mientras que dure el préstamo (lo que puede ser bueno o malo según como se den las cosas a nivel país).
• Banco Nación: aquí se destaca el que dispone en UVA (Unidades de Valor Adquisitivo), pues tienen un bajo interés fijo.
• BBVA Francés: lo interesante de la oferta de esta institución es que la misma ha desarrollado productos muy específicos con las ventajas que ello conlleva. En este sentido, el banco tiene un préstamo para la compra de viviendas permanentes, otro para la adquisición de viviendas no permanentes, uno para la construcción y otro para la remodelación. De esta forma, podrá encontrar un producto justo para sus necesidades.

Finalmente, los plazos para la aprobación de un crédito hipotecario van entre 60 y 90 días (aunque siempre depende de la entidad bancaria y del sujeto en particular).

Si estas apuntando a una propiedad que sea apta para Crédito Hipotecario, en Grupo Vera podemos encontrártela! Solo es cuestión de que te pongas en contacto con nuestros asesores de ventas -o nos hagas una visita- para estar al tanto de tu necesidad y buscarte las mejores alternativas.

Dejanos tu comentario

Compartí esta publicación:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *