Menú Cerrar

Todo propietario de un inmueble debería saber….

Compartí esta publicación:

Poner en alquiler una propiedad no tiene por qué implicar ningún riesgo. Pero sí es importante conocer todos los derechos como propietario y los recursos a los que uno puede recurrir, para alquilar de forma fácil y segura. Como dice el refrán, “más vale prevenir que curar”, así que antes de llegar a problemas legales, puede que la clave esté en saber escoger el “inquilino adecuado”.
Todos sabemos que el “inquilino perfecto” es el que paga su renta religiosamente cada mes. No obstante, antes de saber con certeza si pagará o no puntualmente y sin retrasos, hay que reparar en algunos aspectos que puedan dar pistas sobre la conducta del futuro habitante del inmueble.
Reducir las posibilidades de encontrarse con ese problema, puede notarse desde el momento en el que se pone el aviso. De igual manera también es necesario poner énfasis al finalizar la operación (cuando se realiza la firma del contrato, se explican las cláusulas y se hace entrega de las llaves). Para no pasar stress durante todo el proceso, proponemos lo siguiente:
1) Publicar un anuncio completo
Esto nos asegura que los interesados conozcan de antemano las condiciones tanto de documentación como de presupuesto y, de esa manera saber si será positiva la muestra de la propiedad.

2) Tener en claro a quién se quiere alquilar
Generalmente se concluye que las familias con hijos mayores o sin mascotas, “cuidan mejor la casa”. Por eso es importante evaluar desde un principio, para quién o quienes es ideal tu inmueble (o si tenes que dirigirte a otro público objetivo).

3) Asegurarse estabilidad laboral
Un trabajo estable, solvente y con contrato, suele ser una garantía de pago. Si es necesario, solicita una carta de recomendación o documentación que acredite la posición. Y, sobre todo, no olvides la importancia que cumplen los roles de los garantes.

4) No todo es cobrar
Es cierto que es importante investigar si el interesado, forma o no parte del “veraz”. Esto le dará una pista de su forma de manejarse ante sus compromisos económicos. Pero también debemos valorar la forma de actuar, para poder concluir si el interesado/a cuidará del inmueble.

5) Asegúrate de entregarlo en condiciones
La propiedad debe entregarse en buenas condiciones (tanto de limpieza como de habitabilidad). Es cierto que la ley no obliga a entregar el piso limpio o todo pintado, pero se supone que el propietario es el primer interesado en que el inquilino esté cómodo. La ley tampoco obliga a que sea el propietario quien baje los servicios de luz y agua a su nombre, pero toda facilidad será bienvenida.

 

6) Trata de tener contento al inquilino
Un alquiler siempre puede ser un negocio muy rentable. Por este motivo, recomendamos que se cuide al buen inquilino (si lo encuentran). Recorda que un mal análisis de una posible decisión, puede suponer perder un inquilino y esos futuros ingresos.

Somos conscientes de que una de las cosas más importantes para un propietario, es conseguir la máxima rentabilidad. Y para ello es imprescindible que confíes tu inmueble en manos de una agencia inmobiliaria responsable y efectiva.
En Grupo Vera te ayudamos a alquilar tu inmueble de forma segura y con garantías. Además te asesoraremos en todos los aspectos, para que no te queden inquietudes.

Finalmente, si quisieras aminorar un poco tus responsabilidades delegando la administración de tu propiedad, no dudes en contactarnos para conocer cómo trabajamos.
Cada año sumamos más propietarios… ¡vos también podés confiar en nosotros!

Dejanos tu comentario

Compartí esta publicación:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *